Follow Tangocity.com on Twitter
TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity

TangoWebs

Noticias

LO DE HANSEN.

Lugares, Bares y Cafés, Esquinas de Tango, Lugares históricos - 0 Comentarios - Enviar Tangocity - Bookmark and Share

Funcionaba como restaurant que permanecía abierto tanto de día, con concurrencia de familias, como de noche, con un público diferente que permanecía hasta el amanecer.

Este famoso y mítico lugar, que se conoció como Café de Hansen o Antiguo Hansen, funcionó entre 1877 y 1912 en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y Sarmiento, en la esquina opuesta al Planetario. Juan Hansen, que nació en Hamburgo, lo abrió en 1877 y lo gestionó hasta 1892, año en el que murió. Luego tuvo varios dueños, el primero Enrique Lamarque, hasta que en 1903 el lombardo Anselmo Tarana alquiló el lugar a la Municipalidad, y "Lo de Hansen" pasó a llamarse "Restaurant Recreo Palermo. Antiguo Hansen" o más simplemente "El Tarana", hasta 1908, cuando cambia de dueño de nuevo. Lamentablemente, "Lo de Hansen" no existe más porque fue demolido en 1912 durante la intendencia de Joaquín de Anchorena. 

 CÓMO ERA LO DE HANSEN DE DÍA (HASTA LAS 23 HORAS)

La revista "Caras y Caretas" dice 1903: "Tal como está actualmente, es sin duda el paraje más pintoresco de Buenos Aires. Todo el servicio es allí eminentemente yankee así como el confort y la hábil distribución de los salones reservados. Una deliciosa orquesta traída especialmente de Milán, deleita con escogidos trozos musicales a la culta y numerosa clientela del restaurant". Parece ser que a la mañana se servía el desayuno, a media mañana leche y yema batida para jinetes y ciclistas, a la tarde merienda o aperitivo, y al anochecer se cenaba. Se puede decir que en estas horas el ambiente era tranquilo.

EL AMBIENTE DE LO DE HANSEN POR LA NOCHE (A PARTIR DE LAS 23 HORAS)

E. Puccia nos dice que los tangueros llegaban para disfrutar de esa música y bailar. Tarana tenía cinco automóviles que gratuitamente llevaban y traían a sus domicilios a los clientes.

Alfredo Taullard en su libro "Nuestro Antiguo Buenos Aires" (Peuser, 1927) dice: "El Hansen tenía aspecto de merendero andaluz y cervecería alemana. Desde varias cuadras, a media noche, se descubría su ubicación por las líneas de luces de los faroles de los carruajes y los farolitos de colores que alumbraban las glorietas. En esas glorietas se cenaba, entre risas y farándulas, y en el gran patio los parroquianos bebían baja un techo frondoso de glicinas y madreselvas olorosas. La orquesta tocaba milongas, polcas y valses".

Por otro lado, la tranquilidad de la jornada daba lugar a un clima más agitado. Félix Lima, refiriéndose a la época dorada del Hansen, desde 1903 a 1908, escribe en Caras y Caretas: "Con frecuencia volaban los sifones, las copas, las botellas y las sillas. A veces tiros y puñaladas. Más de un taita pasó al otro mundo desde el escenario del Hansen en viaje directo, 'senza tocare' en el hospital." 

Y agrega "Estaba prohibido el bailongo, pero a retaguardias del caserón de Hansen, en la zona de las glorietas, tangueábase liso, tangos dormilones, de contrabando. ... " La Morocha, el tango de Saborido, se tocaba vuelta a vuelta. Se encontraba en el apogeo de su popularidad. La orquesta nocturna era de línea. 'Pas' de bandoneón. El fuelle todavía no habíase hecho presente en público. Los tangos de Bassi y Villoldo - El Incendio y El Choclo – se abrían cancha. 'Unión Cívica', el mejor tango del compositor Santa Cruz, también estaba de moda...". 

Más allá de la leyenda que se forjó sobre que en época de J. Hansen nació allí el tango y que el sitio era famoso como local bailable, o más verosímil es que, en época de su fundador, sus habitués hayan sido familias porteñas de buen pasar afectas a otro tipo de música. En realidad nada de esto tiene comprobación fehaciente y algunos historiadores sostienen que ni se cantó ni se bailó tango. 

Muchas personalidades extranjeras, que se encontraban en el país, quisieron conocer ese sitio tan legendario ahora. Una noche lo visitó la gran soprano italiana Adelina Patti, que no quiso irse del país sin pasar unas horas en ese auténtico ambiente donde nació una de las primeras milongas. Por este café pasaron aquellos que empezaron a darle forma a nuestro tango. Uno de ellos, nuestra primera historia, es Rosendo Mendizábal.

7384 VisualizacionesImprimirComentar

Tags

TangoCity Live!

Ranking Radios

Radio Para Milonguear

Radio Para Milonguear

Esta radio web ofrece el mejor repertorio de “enganchados” de música para milonguear, en el estilo de la más importante milonga argentina, la célebre “Milonga de Almagro”.

Radio Bandoneón

Radio Bandoneón

Si le gusta el Tango, le gusta el Bandoneón

Radio Carlos Gardel

Radio Carlos Gardel

Los mejores éxitos de Gardel

Radio Electrotango

Radio Electrotango

La fusión mas exitosa del género.

Radio Polskie Tango

Radio Polskie Tango

Tangos polacos para deleitarse.

Radios Online!

Buscar multimedia

Palabra Tipo
 

Artista Destacado

CMS_1254257669594_Leopoldo_Federico.jpg

Leopoldo Federico

Extraordinario músico, debutó como bandoneonista en el "Tabarís" a los 17 años
Ver nota completa

Agenda de eventos

1 de 0 páginas

Ranking Tangotube

Tango Internacional

Tango Internacional

Carlos Gardel

Carlos Gardel

Gold Tango

Gold Tango

Ultimos Visitantes

Argentina Tangocity.com - Todos los derechos reservados
Home - Noticias - Artistas - Tangotube - Radios - Geotango - Politicas de uso - Privacidad - Contacto Confidencialidad
Desarrollado por: Manifesto