Follow Tangocity.com on Twitter
TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity

TangoWebs

Noticias

Ultimo tango en París

Noticias - 0 Comentarios - Enviar Tangocity - Bookmark and Share

Tándem París-Buenos Aires. Este intercambio cultural entre la capital francesa y la argentina atraviesa su momento tanguero. Raúl Lavié, Juan José Mosalini y Luciano Supervielle hablaron con “Clarín” del fenómeno que sigue entusiasmando a los parisinos, q

París y Buenos Aires están conectadas desde siempre, no sólo desde lo cultural, sino también desde lo social. Los habitantes de Buenos Aires, los terratenientes de antaño, tenían a París como referencia. Y nosotros, luego de muchos años, en 1983, logramos recuperar un poco esa cosa mágica del tango y con el espectáculo Tango Argentino , asistimos, aquí, en el Chatelet de París, a lo que fue una segunda fundación del tango, con una proyección internacional.” El que habla, sentado en un típico bar parisino, de espaldas al Arco de Triunfo, es Raúl Lavié. A su lado, el bandoneonista Juan José Mosalini, que lleva casi 35 años viviendo aquí, donde llegó tratando de salir de la dictadura, asiente. Y agrega: “Además, por aquellos años, junto al Cuarteto Cedrón, Astor Piazzolla y la Tana Rinaldi, entre otros artistas que ya estaban aquí, fuimos ocupando y generando un espacio”, recuerda Mosalini, quien destaca la creación, por entonces El Trottoirs de Buenos Aires, un lugar de encuentro, al que “acudían intelectuales como el pintor Antonio Seguí, Julio Cortázar y otros”.

Sin embargo, la cosa viene de más lejos, según cuentan Mosalini y los registros históricos. “Aunque, tras el auge de los años ‘20 y ‘30, el hilo de la comunicación se había cortado debido a la Segunda Guerra Mundial, cuando se recupera el baile como fiesta popular, las orquestas francesas agregaron el tango para bailar. Y más adelante, por el ‘81, el tango como danza ya estaba recobrando fuerza, también en otros lugares, como Berlín.” “Pero, -interviene Lavié- se bailaba el tango europeo: tres pasos largos, la cabeza de la mujer hacia atrás, y el hombre a su lado, al estilo de Valentino, yendo para un lado y después cambiando hacia el otro.” “De hecho, acá se habla del tango y del tango argentino como de dos cosas diferentes”, completa el bajofondista francouruguayo Luciano Supervielle, quien junto a sus dos compañeros de charla y otra treintena de artistas, formó parte del bloque Las noches de Buenos Aires en Le 104 : de la electrocumbia al tango, que se realizó este fin de semana en el marco de Tándem París-Buenos Aires , una “plataforma literaria y cultural cruzada entre ambas capitales”, promovida por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, la Ville de Paris, el Instituto Francés y la Embajada de Francia en la Argentina.

Hijo del exilio, Supervielle, nacido en 1976 aquí -con la que siempre mantuvo un fuerte vínculo, a pesar de haberla dejado a los 4 años, se declara parte de una generación que vivió este nuevo auge del tango, “sin haber conocido ni vivido el anterior.” “Sin ser tangueros, decidimos entrar con nuestro grupo, Bajofondo, en este modo de expresión, para visitarlo, en el contexto de una tendencia global: ¿qué pasa al involucrarse en las músicas populares desde otros lugares? En nuestro caso, desde el rock o la electrónica. Como son las comunicaciones hoy en día, es importante tener un sonido que hable del lugar en el que vivís”.

¿Hay límites que eviten lo que alguien podría considerar una violación de códigos del género? Supervielle: Hay algunas cosas de las que nos se puede salir.

Lavié: En todo caso, el primer violador se llamó Piazzolla. Por suerte.

Mosalini: Con una diferencia: Piazzolla fue siempre tanguero. Me sorprende que Luciano diga que no lo es, o que no forma parte de la familia. Y creo que es una lástima, porque poco a poco va a ser parte de ella. Porque lo que no tiene el tango son límites. Los límites están dados por los integristas, los fanáticos.

Supervielle: A lo que me refería es a que es necesario tener en cuenta que el tango es una música que tiene una historia muy larga, y con que tiene que haber músicos que cultiven esa tradición, junto a otros que la rompan, para que siga vivo. En nuestro caso, hay cosas de las que uno no se puede desprender: somos rioplatenses y crecimos rodeados de tango. Pero también tenemos muchas otras referencias que aportan nuevos elementos, aunque, de hecho, el tango suele coincidir con el rock en algunas temáticas.

La necesidad de abrir canales de difusión para las nuevas expresiones es una obsesión para Lavié, quien rechaza la segmentación generacional: “Las emisoras que difunden el tango más tradicional tienen que abrirse a los distintos canales de creatividad que hay alrededor. Deben ser un vehículo de enseñanza y de cambio de mentalidad, y mostrar las diferencias que la época te va brindando. No se puede vivir con el pasado toda la vida.” Mosalini: Ni siquiera hay necesidad de trazar una línea divisoria entre lo que es lo tecno, como Bajo Fondo o Gotan Project, y lo demás. Porque al interior de lo que no es tecno, hay grupos como Los Astilleros, o los de Juan Pablo Navarro, Pablo Agri o Cristian Zárate, que hacen música de hoy pero tienen el mismo problema de la falta de difusión. No obstante, como decía Atahualpa Yupanqui, después del sarampión quedan siempre las marquitas. Algo va a pasar con todo esto.

Supervielle: Además, estos artistas que menciona Mosalini fueron a investigar en un tango anterior a Piazzolla. Porque lo de Astor fue tan fuerte que, durante muchos años, era muy difícil despegarse de eso. Entonces, hoy hay artistas nuevos que rescatan esa tradición y la hacen interactuar con otras músicas que también escuchan, como el jazz o el rock, que inevitablemente aparecen en lo que hacen, con una temática actual que no se podría haber abordado en otro momento.

Mosalini: En definitiva, tocar un clásico no es ninguna mala palabra. Pero si ese es el único norte, hay algo que no funciona. Se puede hacer cohabitar los clásicos con música actual. Por eso me parece tan importante este intercambio. Porque lo concreto es que el tango expandió sus fronteras y pasó a ser internacional como el jazz. Hoy ya hay un montón de tangueros que no tienen pasaporte rioplatense, y se ponen la camiseta del género y lo estudian. Y, aunque haya compañeros míos que critiquen que no sean argentinos, serlo no garantiza nada. Está lleno de argentinos que no conocen el tango.

Supervielle: Como se suele decir, no hay que ser alemán para tocar Beethoven.

7924 VisualizacionesImprimirComentar

Tags

TangoCity Live!

Ranking Radios

Radio Para Milonguear

Radio Para Milonguear

Esta radio web ofrece el mejor repertorio de “enganchados” de música para milonguear, en el estilo de la más importante milonga argentina, la célebre “Milonga de Almagro”.

Radio Bandoneón

Radio Bandoneón

Si le gusta el Tango, le gusta el Bandoneón

Radio Carlos Gardel

Radio Carlos Gardel

Los mejores éxitos de Gardel

Radio Electrotango

Radio Electrotango

La fusión mas exitosa del género.

Radio Polskie Tango

Radio Polskie Tango

Tangos polacos para deleitarse.

Radios Online!

Buscar multimedia

Palabra Tipo
 

Artista Destacado

CMS_1254257669594_Leopoldo_Federico.jpg

Leopoldo Federico

Extraordinario músico, debutó como bandoneonista en el "Tabarís" a los 17 años
Ver nota completa

Agenda de eventos

1 de 0 páginas

Ranking Tangotube

Tango Internacional

Tango Internacional

Carlos Gardel

Carlos Gardel

Gold Tango

Gold Tango

Ultimos Visitantes

Argentina Tangocity.com - Todos los derechos reservados
Home - Noticias - Artistas - Tangotube - Radios - Geotango - Politicas de uso - Privacidad - Contacto Confidencialidad
Desarrollado por: Manifesto