Follow Tangocity.com on Twitter
TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity

TangoWebs

Radio Para Milonguear
Radio Para Milonguear

Escuchar Radio

« Volver a la lista de radios

Esta radio web ofrece el mejor repertorio de “enganchados” de música para milonguear, en el estilo de la más importante milonga argentina, la célebre “Milonga de Almagro”.

El repertorio, con tangos, milongas y valses criollos se agrupa en “tandas” de a 4 temas, separadas por pequeñas piezas de música ligera llamadas “cortinas”.
Esta colección exclusiva permite que en cualquier lugar del mundo, escuchando esta radio, se pueda organizar una milonga con una selección musical adecuada, que marcó un hito en la historia tanguera de la Argentina.

112769 Visualizaciones Imprimir Bookmark and Share

Noticia Relacionada

Julio Sosa en un reportaje inédito, a 46 años de su última grabación

Noticias - 08/05/2012 - 4 Comentarios - Enviar

Un día, revisando viejas cintas abiertas de mi colección, encontré este tesoro. Escucharán el pensamiento de Julio Sosa sobre el tango, su repertorio y su público, en un reportaje inédito, realizado en 1963 por el periodista Antonio Salcedo.

Tapa del LP Con permiso, soy el Tango
Tapa del LP Con permiso, soy el Tango | Ampliar Imagen

En medio de las opiniones sobre su aporte al tango y las descalificaciones a su forma de cantar, realizadas hace algunos días,  pienso que es justo rendirle un homenaje escribiendo sobre su trayectoria artística.

El  18 de noviembre del año 1964, Julio Sosa grabó en los estudios CBS, con Leopoldo Federico y su orquesta, sus últimos registros discográficos.

Fueron las obras “Milonga del 900” de Piana y Manzi y “Siga el corso” de García Jiménez y Aieta,  El 26 de noviembre murió al estrellarse con su auto.

Un año y medio antes,  durante la grabación de su disco “Con permiso, soy el tango” en los estudios de CBS, el periodista Antonio Salcedo, del programa “A tango limpio” de radio Splendid, le  realizó un reportaje. En mi búsqueda como coleccionista, apareció ante mí una cinta abierta de grabador Geloso, que contenía este tesoro escondido por más de cuarenta años.

¿Pensás que el tango perdió su influencia o arraigo popular de épocas anteriores?

Julio Sosa- No, en absoluto, el tango sigue en vigencia, perdería arraigo y vigencia si el hombre dejara de querer de amar, de rendir culto a la amistad.

¿Cuál es el espíritu de las canciones que te gusta interpretar?

Julio Sosa - A mí me gusta interpretar el tango dramático, sentimental, siempre fui enemigo de encasillarme en determinado repertorio, además el tango lunfardo me gusta cuando ese lunfardo entraña una moraleja como lo es el tango de Flores, de Discépolo.

¿Y el público?

Julio Sosa - El entrar a cualquier lugar,  ya sea un café o una casa de familia, acercarse a cualquier barrio y ver las caras de gente que se pone feliz de encontrarlo a uno, que se ilumina espontáneamente la cara, eso no tiene precio.

¿Cuando grabás te gusta grabar temas nuevos o grabar obras ya cantadas por otros intérpretes?

Julio Sosa- No, me da lo mismo, creo que un éxito no lo hace un solo intérprete, porque con ese principio las canciones de Gardel no las podríamos cantar ninguno de nosotros.

¿El tango y la juventud hoy, en 1963?

Julio Sosa - Yo creo que si se diera más promoción a la música popular, si los espacios especializados no estuvieran saturados de ruido sino de tango, la juventud se educaría en el tango. Me gusta todo el trabajo en general, la gente,  el público y la muchachada que veo,  con tantas caras sonrientes a poca distancia mía cuando canto, eso es un nervio motor.

HISTORIA DE SUS DOS ULTIMAS GRABACIONES

En la contratapa del disco homenaje “El albúm de oro de Julio Sosa”, aparecido en noviembre de 1966, sin firma alguna fue escrito lo siguiente:

“El humor sano y la sensibilidad se manifestaban en todos los actos de Julio Sosa. Se sabe que quería tremendamente a los perros y si los veía maltratados se indignaba a tal punto que era capaz de maltratar él a los culpables. Una vez, regresando de una actuación, vio a dos hombres con una perrita que gemía al ser objeto de malos tratos. Se bajó de su coche, y violentamente les quitó el animalito para llevárselo a su casa. Al día siguiente llamó a su amigo y director de orquesta Leopoldo Federico y le pidió que encontrara dueño a la perrita, ya que en su casa tenía demasiados perros y no cabía uno más. Ese mismo día debía grabar en CBS, y tomaba café en un bar antes de entrar a la sala, cuando llegó Federico. El corpulento director venía agitado y una pregunta de Sosa lo hizo estallar. “¡No me hables más de eso!”, contó luego –Federico- como  había llevado a la perrita en su coche y como ésta, cariñosamente, se había instalado en sus rodillas y le había lamido la mano hasta impedirle conducir el coche.  Y finalmente para colmo,  cuando tuvo que detenerse ante una señal roja, saltó por la ventana y Federico debió abandonar el vehiculo y correrla en plena calle, en un día no muy fresco de noviembre. Julio se reía tanto que casi se cayó de la silla. Durante la grabación constantemente se refería al incidente. Fue su última grabación: cantó “Siga el corso” y “Milonga del 900”. Fue también la última vez que lo vimos con vida.  

Gabriel Soria

Tangocinema

Tango que me hiciste mal.

Tango que me hiciste mal.

El regreso de Héctor Alterio al cine nacional, entre comedia y drama.
Ver Película | Ver Todas

Presentan

Presentan

"Pichuco", un documental de Martín Turnes sobre la obra del célebre bandoneonista Aníbal Troilo, será presentada el domingo próximo en la sección Panorama Música del 16to. Bafici, justo en el año en el que se celebran los 100 años del nacimiento de ese gr
Ver Película | Ver Todas

Noticia Relacionada

Admirador del tango, algo casi obligado para un hijo de inmigrantes del barrio de Flores

Noticias - 18/03/2013 - 0 Comentarios - Enviar

"Porteño y bailarín, me hiciste tango como soy: romántico y dulzón...". La primera estrofa de ese tango, que en 1945 compusieron Carlos Di Sarli y Héctor Marcó, parece calzar a la perfección en un aspecto de la personalidad de Francisco, el nuevo Papa.

Bergoglio viajando en subte, una muestra más de su humildad
Bergoglio viajando en subte, una muestra más de su humildad | Ampliar Imagen

Su gusto por esa música tan nuestra, y desde hace unos años Patrimonio Cultural de la Humanidad,siempre fue una constante en su vida desde los tiempos juveniles de Jorge Bergoglio.

Nacido en una familia de italianos y residente del barrio de Flores, no podía ser de otra manera. "Me gusta el tango, lo bailé de joven", contó una vez ante los periodistas Francesca Ambrogetti y Sergio Rubín, quienes reflejaron la vida de Bergoglio en un libro editado en 2010, titulado "El jesuita". Y fue en ese diálogo en el que confesó su preferencia por Carlos Gardel, Julio Sosa y Ada Falcón, tres símbolos del arte tanguero. Y también por la milonga.

Por supuesto que aquella impronta musical siempre estuvo en esa patria chica que es el barrio donde nació y se crió el Papa Francisco. Flores tiene varias figuras que hicieron historia dentro del tango. Se puede nombrar a Agustín Magaldi, quien fue un puntal en Radio L.O.Y. (después se convertiría en Radio Belgrano), que estaba al 400 de la avenida Boyacá. Y también son símbolo de Flores Hugo del Carril (Piero Hugo Fontana era su nombre y vivía en la avenida San Pedrito) y Floreal Ruiz, quien rondaba la entonces avenida Del Trabajo y la calle Arrotea.

Entonces, no es casual que en la casa de una familia italiana como la de los Bergoglio se escuchara y se disfrutara del tango. Es que la influencia de esa cultura está presente de una manera especial en la música que nos representa en el mundo. Hacer una lista completa de apellidos de ese origen que fueron fundamentales en el desarrollo del tango sería interminable. Alcanza con nombrar algunos músicos: Julio De Caro, Osvaldo Pugliese, Aníbal Troilo, Carlos Di Sarli, Alfredo De Angelis o Astor Piazzolla. Y, entre los poetas, sobra con dos: Enrique Santos Discépolo y Homero Manzi, cuyo apellido era Manzione.

Y en lo que hace a la preferencia de Bergoglio por Ada Falcón (su verdadero nombre era Aída Elsa Ada Falcone) vale recordar que esa mujer, que cautivó a multitudes con su voz hasta convertirse en una verdadera diva de los años 20 y 30, dejó aquella vida de lujos, deshaciéndose de todos sus bienes materiales para retirarse a un claustro religioso donde murió en 2002. Es probable que ese símbolo de austeridad de Ada también haya gravitado en el gusto del nuevo Papa.

Claro que si de nombrar mujeres tangueras con impronta italiana se trata, también se puede mencionar a figuras como Azucena Maizani, Tita Merello y Mercedes Simone.

 Ahora, el papa Francisco tendrá otras obligaciones y tomará decisiones que involucran a millones de personas en el mundo. Pero en su corazón seguramente siempre habrá un recuerdo para esa música que con su "unión de notas y palabras" lo emocionó y lo atrapó, inclusive mucho antes de que fuera el padre Jorge.

Fuente: Clarin

Tags

TangoCity Live!

Ranking Radios

Radio Para Milonguear

Radio Para Milonguear

Esta radio web ofrece el mejor repertorio de “enganchados” de música para milonguear, en el estilo de la más importante milonga argentina, la célebre “Milonga de Almagro”.

Radio Bandoneón

Radio Bandoneón

Si le gusta el Tango, le gusta el Bandoneón

Radio Carlos Gardel

Radio Carlos Gardel

Los mejores éxitos de Gardel

Radio Nonino

Radio Nonino

Todo Piazzolla en una Radio

Radio Electrotango

Radio Electrotango

La fusión mas exitosa del género.

Radios Online!

Buscar multimedia

Palabra Tipo
 

Artista Destacado

CMS_1254257669594_Leopoldo_Federico.jpg

Leopoldo Federico

Extraordinario músico, debutó como bandoneonista en el "Tabarís" a los 17 años
Ver nota completa

Las notas más visitadas

Agenda de eventos

1 de 0 páginas

Ranking Tangotube

Lección de Tango

Lección de Tango

Clases de baile de tango

Carlos Gardel

Carlos Gardel

Piazzolla

Piazzolla

Ultimos Visitantes

Argentina Tangocity.com - Todos los derechos reservados
Home - Noticias - Artistas - Tangotube - Radios - Geotango - Politicas de uso - Privacidad - Contacto Confidencialidad
Desarrollado por: Manifesto