Follow Tangocity.com on Twitter
TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity TangoCity

TangoWebs

Radio Para Milonguear
Radio Para Milonguear

Escuchar Radio

« Volver a la lista de radios

Esta radio web ofrece el mejor repertorio de “enganchados” de música para milonguear, en el estilo de la más importante milonga argentina, la célebre “Milonga de Almagro”.

El repertorio, con tangos, milongas y valses criollos se agrupa en “tandas” de a 4 temas, separadas por pequeñas piezas de música ligera llamadas “cortinas”.
Esta colección exclusiva permite que en cualquier lugar del mundo, escuchando esta radio, se pueda organizar una milonga con una selección musical adecuada, que marcó un hito en la historia tanguera de la Argentina.

123797 Visualizaciones Imprimir Bookmark and Share

Noticia Relacionada

La milonga más antigua del mundo

Noticias - 18/03/2014 - 16 Comentarios - Enviar

El club que conoció épocas de esplendor y desafía olvidos y vendavales alberga una historia mítica que cumple 90 años. No hay milonguero de ley que no haya brillado en la pista de damero del Sin Rumbo.

Foto actual del Club Sin Rumbo, la milonga más antigua del mundo
Foto actual del Club Sin Rumbo, la milonga más antigua del mundo | Ampliar Imagen

Cuenta la leyenda que una tarde de 1919, en las tribunas del hipódromo, la suerte le guiñó un ojo a un grupo de jóvenes. Los muchachos se hicieron de unos buenos pesos y los invirtieron en la compra de un terreno en La Siberia para construir allí un pequeño club al que, agradecidos, decidieron bautizar con el nombre del caballo que había traído fortuna: Sin Rumbo. Así surgió la que es, dicen, la milonga más antigua del mundo.
Julio Dupláa nació en el barrio y gastó sus primeros zapatos en el Sin Rumbo. Hoy, varias décadas más tarde, se ha transformado en el anfitrión de los bailes que organiza el club, una posta de honor en la que ha sido precedido entre otros por su propio padre. “Esta zona estaba toda despoblada –cuenta Dupláa–, desde acá se podía ver la cancha de Chacarita, en San Martín; esto era realmente el arrabal. Después vino la fábrica Graffa y el barrio empezó a moverse. La fábrica largaba por las chimeneas un polvillo de la lana, por eso a esta parte de Urquiza le decían La Siberia, porque parecía que caía nieve.”
Ubicado en la calle Guayra –actual Tamburini–, allí donde Villa Urquiza se recuesta sobre la avenida General Paz, el Club Sin Rumbo ha desafiado todo tipo de olvidos y vendavales. Su presencia atravesó la historia del barrio dando albergue a tres de las pasiones más caras al acervo cultural porteño: tango, boxeo y escolaso. El club fue creciendo al calor de la trilogía: primero se consiguió techarlo, luego emparejar el suelo y más tarde se pudo hacer un primer piso. “Al principio estaba el ring en el fondo y se bailaba en el mismo salón –dice Dupláa–; a la tarde funcionaba como gimnasio de box y a la noche se daban bailes. Después el boxeo se mudó al primer piso, donde también se hizo un teatro para ciento cincuenta personas.” El club conoció el esplendor en épocas de bailes con orquesta que dejaban gente afuera; también supo de momentos amargos, cuando debió cerrar sus puertas por no poder pagar los impuestos.
Quienes hoy se acercan al tango, a poco de andar en él se topan con la mítica fama del Sin Rumbo. Detrás del sobresalto metafísico que provoca el nombre se esconde un pasado de  leyendas y aventuras. “La historia cuenta que acá venían a probarse los grandes milongueros –dice Dupláa. De a poco se armó la fama de que se bailaba bien en el Sin Rumbo y por eso se llenaba, y eso que Villa Urquiza era el fin del mundo. Era un lugar de prestigio pero también de vanguardia.” No hay milonguero de ley que no haya brillado en la pista de damero del Sin Rumbo; por allí pasaron todos aquellos que delinearon el tango que conocemos hoy en día. Por cierto, salir al ruedo en ese damero no era para cualquiera: “Era medio difícil bailar acá. Una vez Olivetto, que era el que organizaba, paró en la puerta a uno que pispeaba para entrar y le preguntó si bailaba. Más o menos, contestó el tipo. Entonces no saque la entrada, le dijo; acá los que bailan más o menos no entran.”
El Club Sin Rumbo cumplió 90 años y luce tan coqueto y jovial que hasta tiene sitio web. Conserva su merecida fama de “lugar de buen bailar” pero se han sosegado los egos de otras épocas y es hoy un ámbito familiar que recibe cálidamente a visitantes y habitués. Julio Dupláa, mentor de la declaración de Villa Urquiza como “Capital del Tango Bailado”, expresa el anhelo de que haya muchos Sin Rumbo: “Yo estoy en una lucha para que el tango vuelva a los barrios. Hay un montón de clubes que eran emblemas del tango en donde ahora solo hay un par de jovatos jugando al dominó. Hay que rescatarlos, el tango necesita volver a los barrios.”
Semana tras semana, créditos locales y milongueros de todo el mundo se juntan en Constituyentes al fondo para bailar en el Sin Rumbo, acaso intuyendo que en los barrios el tango es un poco más tango.

Fuente: Revista Ñ, clarin.com

Tangocinema

Tango que me hiciste mal.

Tango que me hiciste mal.

El regreso de Héctor Alterio al cine nacional, entre comedia y drama.
Ver Película | Ver Todas

Presentan

Presentan

"Pichuco", un documental de Martín Turnes sobre la obra del célebre bandoneonista Aníbal Troilo, será presentada el domingo próximo en la sección Panorama Música del 16to. Bafici, justo en el año en el que se celebran los 100 años del nacimiento de ese gr
Ver Película | Ver Todas

Noticia Relacionada

Tita Merello

Noticias - 12/03/2013 - 7 Comentarios - Enviar

Nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1904, inscripta como Ana Laura Merello. Su estilo arrabalero a la hora de cantar, era un reflejo de su personalidad impetuosa y arrolladora, rasgos que se manifestaron luego, al revelarse como gran actriz.

Tita Merello
Tita Merello | Ampliar Imagen

Nació en un conventillo alumbrado a querosén, en el porteño barrio San Telmo, como Ana Laura Merello el 10 de octubre de 1904, hija de un cochero -que al poco tiempo sucumbió enfermo de tisis- y una planchadora.

Hasta los 9 años crece en un orfanato donde fue internada por su madre, condenada a la miseria. La tuberculosis que la ataca le abrocha en el alma sus primeros resentimientos.

Trabaja luego en una estancia cerca de Magdalena, como boyero y sirvienta, a cambio de casa, comida y algún escondido mimo de alguien que se apiada de ella.

Su regreso al conventillo ocurre a los 12 años, sin haber sido niña. Analfabeta y pobre, endurece su carácter hasta transformarla en una joven casi intratable y enemistada con la sociedad.

A los 20 años, después de su fugaz paso con un insignificante papel en una zarzuela, ingresa como corista de tercera en el teatro Bataclán, desde donde su desparpajo y su voz feroz y poco afinada la llevan como “vedette” al teatro Maipo, escenario de sus primeros triunfos, de la mano del empresario Roberto Cayol.

La cancionista, devenida en bataclana confrontaría con Sofía Bozán, estrella que por entonces deslumbraba en los escenarios de la calle Corrientes.

A los 27 años debuta en el cine, participando en la filmación de Tango, la primera película argentina sonora.

Allí es cuando se codea con Alberto Gómez, Pepe Arias, Libertad Lamarque, Azucena Maizani y Luis Sandrini, con quien viviría una eterna historia de amor y desencuentros.

Pasaron los años y Tita se mantuvo fiel a ese romance, en el que resultó perdedora pese a su coraje.

En 1950 filma Filomena Marturano, película cuya principal “remake” fue protagonizada por Sofía Loren.

Tita Merello, quien aprendió a leer a los 20 años, dejó una discografía tanguera para la antología, tales como Garufa, Del barrio de las latas o Dónde hay un mango. Entre sus films mas recordados están Arrabalera, Los isleros y Mercado de Abasto y su última película Las barras bravas en 1985.

Vivió sus últimos años en la Clinica Favaloro de Buenos Aires. El roble de su temple soportó los embates hasta dos meses después de cumplir 98 años.

Murió el 24 de diciembre de 2002.

Tags

TangoCity Live!

Ranking Radios

Radio Para Milonguear

Radio Para Milonguear

Esta radio web ofrece el mejor repertorio de “enganchados” de música para milonguear, en el estilo de la más importante milonga argentina, la célebre “Milonga de Almagro”.

Radio Bandoneón

Radio Bandoneón

Si le gusta el Tango, le gusta el Bandoneón

Radio Carlos Gardel

Radio Carlos Gardel

Los mejores éxitos de Gardel

Radio Nonino

Radio Nonino

Todo Piazzolla en una Radio

Radio Electrotango

Radio Electrotango

La fusión mas exitosa del género.

Radios Online!

Buscar multimedia

Palabra Tipo
 

Artista Destacado

CMS_1254257669594_Leopoldo_Federico.jpg

Leopoldo Federico

Extraordinario músico, debutó como bandoneonista en el "Tabarís" a los 17 años
Ver nota completa

Agenda de eventos

1 de 0 páginas

Ranking Tangotube

Lección de Tango

Lección de Tango

Clases de baile de tango

Carlos Gardel

Carlos Gardel

Piazzolla

Piazzolla

Ultimos Visitantes

Argentina Tangocity.com - Todos los derechos reservados
Home - Noticias - Artistas - Tangotube - Radios - Geotango - Politicas de uso - Privacidad - Contacto Confidencialidad
Desarrollado por: Manifesto